Volver a la página inicial

Más de 50 años compartiendo vida
facebook twitter

EXPULSIONES COLECTIVAS DE EXTRANJEROS EN REPUBLICA DOMINICANA

Vie, 05/22/2015 - 10:54

 

EJERCITO NACIONAL Y CESFRONT CONTRADICEN LA POLITICA MIGRATORIA DEL GOBIERNO DE DANILO MEDINA

 

 

Jimaní, prov. Independencia, 21 de mayo de 2015.- Los generales del ejército dominicano, Domingo Alforzo Medina Méndez y Milton de Jesús Frías Gómez, se saltan el respeto a los derechos humanos realizando expulsiones colectivas de extranjeros por las puertas fronterizas de Elías Piña y Jimaní.

 

En las últimas semanas estamos asistiendo a diferentes declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, en la línea de que “son infundados los augurios de deportaciones masivas de extranjeros hacia Haití una vez concluya el plazo de inscripciones en el Plan de Regularización, porque en el país no hay tradición de esta práctica”. El ministerio de defensa, a través de la 3º y 5º brigada del Ejército Dominicano, se esta dedicando a desautorizar al canciller del gobierno de Danilo Medina en lo que a todas luces parece una división interna en la forma de concebir la “nueva política exterior y de respeto a los Derechos Humanos” del país.

Los generales Domingo Alforzo Medina Méndez y Milton de Jesús Frías Gómez han intensificado las redadas en Jimaní y San Juan de la Maguana sobre personas que han solicitado la inscripción en el Plan de regularización o se encuentran realizando los trámites previos para el mismo. En estos municipios son habituales los allanamientos de morada, entrando en los domicilios de los migrantes sin su consentimiento y sin una orden judicial que los autorice. Han sido documentados varios casos de este tipo donde agentes del ejército dominicano han derribado puertas para  entrar en las casas y detener a niños menores de edad. También han sido registrados sucesos donde han penetrado dentro de las viviendas y detenido a todos los integrantes de la familia. Un caso de extrema gravedad sucedió en el sector de Jimaní viejo cuando agentes del ejercito dominicano entraron en una vivienda y detuvieron a una mujer haitiana, que convivió 17 años con un hombre dominicano, y a la hija de ambos, de dos años de edad, con acta de nacimiento dominicana y sordomuda.

El objetivo del gobierno de Danilo Medina cuando formulo el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros era que los indocumentados que tienen muchos años en República Dominicana dejaran de vivir bajo la amenaza de una deportación que les separase de su familia y les obligara a regresar a su país de origen. Los militares dominicanos, antes de que finalice el Plan Nacional de Regularización, están violando el art. 37 del Decreto 327-13 y los principios de no discriminación, por el cual no puede tratarse de forma distinta a dos o más personas utilizando como base o fundamento ciertas características del propio sujeto o del grupo social al que pertenece, y el principio que prohíbe la expulsión arbitraria.

Las expulsiones colectivas de extranjeros que se están realizando en estas semanas, prohibidas por el derecho internacional y el derecho positivo regional interamericano, están implicando la salida forzosa del territorio nacional de un grupo de extranjeros susceptibles de regularizar su estatus migratorio y sin tener en cuenta la necesidad de respetar en todo momento, por parte de las autoridades, los derechos individuales de la persona. Violando de este modo las disposiciones del canciller Andrés Navarro que, en múltiples medios de comunicación, ha afirmado el compromiso de este gobierno con el respeto de los derechos humanos, no solamente de los dominicanos y dominicanas, sino también de los extranjeros.