Volver a la página inicial

Más de 50 años compartiendo vida
facebook twitter

Mururata - El Alto (Bolivia)

Nombre del Proyecto:

Proyecto de educación de niños y niñas discapacitados en el Centro de Educación Especial “Mururata” en El Alto (Bolivia).

Lugar:

El Alto (Bolivia).

Fecha inicio cooperación de OCASHA-CCS:

Desde enero de 2005 hasta agosto de 2007.

Ya finalizado

Institución responsable:

Parroquia Madre Nazaria Ignacia.

Situación

La ciudad de El Alto tiene más de 700.000 habitantes. Sus calles son anchas y la mayoría de las casas son unifamiliares, lo que conforma una ciudad inmensamente grande. Trasladarse de un extremo al otro de El Alto en transporte público puede llegar a suponer más de dos horas de viaje.

Las viviendas consisten en un lote de terreno cercado, dentro del cual cada familia tiene un patio y dos o tres cuartos de unos diez metros cuadrados cada uno. En ellas vive la familia en sentido extenso, padres, hijos casados y nietos, con lo cual en cada cuartito pueden llegar a dormir hacinadas hasta seis o siete personas. Y en cada cuartito no sólo se duerme, sino que se cocina y se vive; el patio sirve de cuarto de baño, pues es rarísima la casa que lo tiene (tan sólo un 29% de todos los hogares de Bolivia -incluidos los de las grandes ciudades como La Paz- dispone de cuarto de baño).

En todo El Alto tan sólo existen tres o cuatro calles asfaltadas; el resto son caminos de tierra que cuando llueve se convierten en ríos de agua y lodo.

La electricidad es el único servicio básico que llega a casi todos los sitios, pues el alcantarillado tan sólo alcanza al 15% de las calles de la ciudad, y el agua corriente (que no potable) tampoco alcanza a toda la población.

El sistema de salud público no existe y los pocos centros privados son caros y lamentables. La educación pública es también escasa y realmente deficiente.

La población de El Alto está formada en su inmensa mayoría por indios aymaras, que son campesinos desplazados y mineros "relocalizados"; han llegado buscando en la ciudad un sueño que no existe y, a cambio, han renunciado a toda su cultura y sus valores comunitarios tradicionales; el resultado es personas desubicadas, que sobreviven como pueden encerrados en sí mismos y en sus casas, que a veces no conocen ni a sus vecinos, que no pueden volver como fracasados a sus comunidades(si es que existen ya) y que se avergüenzan de sus propios orígenes, tradiciones e idioma.

Descripción del Proyecto

Beneficiarios:

En el área pastoral los feligreses de la parroquia Madre Nazaria Ignacia. En el área social, los beneficiarios directos del Proyecto son 75 niños y niñas (de 0 a 18 años) discapacitados psíquicos, quienes hasta este momento no recibían ninguna atención especial.

Objetivos y Áreas de trabajo:

  • Pastoral: Atención pastoral de la parroquia: catequesis de matrimonios, preparación para el bautizo de niños y adultos, grupo de Caritas, celebraciones de la Palabra…
  • Social: Coordinación del Centro Mururata, dirigido a la educación especial de niños y niñas discapacitados psíquicos.

El objetivo general es proporcionar una atención adecuada a las necesidades educativas especiales que necesitan los niños y niñas discapacitados.

Los objetivos específicos son:

  • Implementar los recursos materiales (locales, equipamiento) y humanos (profesorado, expertos, trabajador social).
  • Que los niños y niñas discapacitados puedan optar a un futuro digno..
  • Conseguir el apoyo y colaboración de las familias para corresponsabilizarse en la educación de sus hijos.

Resultados:

En concreto, desarrollamos las siguientes tareas:

  • Proceso de consecución de los recursos materiales y humanos necesarios para el Centro de Educación Especial “Mururata”.
  • Dirección del Centro.
  • Acompañamiento y refuerzo al trabajador social.
  • Coordinar los talleres ocupacionales para los mayores de 16 años (artesanías en cuero, artes gráficas, costura, soldadura, pintura y mecánica básica).
  • Formación de personal local para que el Centro quede en sus manos en el futuro.

A nivel social el Centro Mururata ha logrado ser traspasado a la Fundación FUNDASE, garantizando de esta manera su continuidad en el futuro.

Voluntarios de OCASHA-CCS:

Pedro Del Río, Economista, y Elena Granado. Ingeniera de Caminos, desde enero de 2005 hasta agosto de 2007.

Más información: