Volver a la página inicial

Más de 50 años compartiendo vida
facebook twitter

Proyectos Destacados

Si quieres conocer nuestro estilo de trabajo, la mejor manera es que visites alguno de los proyectos en los que colaboramos actualmente o hemos colaborado. ¡Adelante!

Tanto por su duración (casi 10 años) como por su contenido, este ha sido uno de los “grandes proyectos ocashianos”. Antonio y Ana, convirtieron el proyecto en un verdadero hogar, que se inició para dar atención a los niños que vivían en las cárceles con sus familiares, y que después se fue ampliando dando acogida a otras situaciones de riesgo y exclusión social.

Durante 6 años varias voluntarias pasaron por este proyecto centrado principalmente en el aspecto sanitario, con apoyo y colaboraciones también en lo pastoral y lo educativo del Barrio de San José. Angola, un país lastrado por la guerra civil, tiene su fiel reflejo en la población de Cubal, integrada mayoritariamente por enfermos mutilados, huérfanos, ancianos y asilados.

El Programa ‘Paso a paso’ nace para atender a una necesidad urgente y problemática de una realidad social: la de aquellos niños que viven expuestos a una situación de riesgo permanente ante la droga, alcohol, delincuencia”. OCASHA-Cristianos con el Sur a lo largo de más de 8 fructíferos años ha apoyado con sus voluntarios este hermoso y difícil proyecto, tan crucial en una sociedad hondureña cada vez más violenta y violentada.

Si a la pobreza se le suma la discapacidad psíquica en un escenario como el boliviano, nos encontramos entonces con personas que pueden caer en la más extrema marginalidad. Instituciones como el “Centro de Educación Especial Mururata” se hacen, pues, imprescindibles. Elena y Pedro trabajaron durante varios años en la coordinación del Centro y en otras tareas de acompañamiento.

La discriminación también se da entre los propios pobres, como sucede con los dominicanos hacia los haitianos. El trabajo de la corta de la caña de azúcar lo realizan en la República Dominicana emigrantes haitianos o descendientes de estos que se asientan en pequeños guetos que se denominan bateyes. José Antonio y Susana, con este proyecto, han contribuido a la inclusión de la población, y a la puesta en marcha de diferentes proyectos técnicos e infraestructuras.

En Piaui hay abundante y buena tierra pero injustamente repartida: pocos latifundistas y muchos campesinos sin tierra. Ana ha trabajado, junto a la CPT (Comisión Pastoral de la Tierra), en el apoyo y asesoramiento de los “sin tierra” para reivindicar sus derechos y dignidad, así como en la formación de líderes campesinos.